Zoosanitario de Sevilla (I): El campo de concentración para gatos